Algunas aplicaciones de los SIG

Se considera un Sistema de Información Geográfica, o SIG, cualquier sistema de información capaz de integrar, almacenar, editar, analizar, compartir y mostrar la información geográficamente referenciada. Los SIG son herramientas que permiten a los usuarios crear consultas interactivas, analizar la información espacial, editar datos, mapas y presentar los resultados de todas estas operaciones.

En el curso Introducción a los SIG aplicados a proyectos de desarrollo, explicamos algunos ejemplos prácticos de la aplicación de esta herramienta en proyectos de desarrollo, pero en realidad sus aplicaciones son casi infinitas.

Existe un grupo internacional que se dedica a georeferenciar toda la información posible de zonas en las que es necesario realizar acciones de emergencia o de ayuda humanitaria, ya sea por desastres naturales o por la acción del ser humano. Se trata del HOT, Humanitarian Openstreet Team. Este grupo hace un uso intensivo de datos de libre acceso de confianza y de herramientas de código abierto para que los equipos que trabajen en terreno tengan toda la información posible en un tiempo record. Algunos de los últimos proyectos en los que han trabajado son la recopilación y georeferenciación de datos relacionados con las infecciones de Ébola o la adquisición de datos de Haití cuando, en enero de 2010, sufrió los devastadores efectos de un terremoto de magnitud 7.0.

Evidentmente, los SIG no se utilizan únicamente para proyectos de desarrollo o de acción humanitaria y, aunque hasta hace relativamente poco su uso era limitado, con la evolución del acceso a la información y el creciente desarrollo de las tecnologías móviles se han convertido en una de las herramientas estrella del siglo XXI, pudiendo encontrar información georeferenciada sobre casi cualquier tema.

Hasta que no aparecieron los mapas de libre acceso por internet, uno de los ejemplos más extendidos de SIG eran los mapas meteorológicos, en los que se mostraban los históricos del tiempo y las previsiones para los días siguientes. El actual desarrollo de esta tecnología y el creciente uso del libre acceso a datos permite aplicar de formas tan espectaculares como la que presenta este mapa meteorológico en tiempo real.

Cuando se permite a cualquier persona añadir información georeferenciada basada en su conocimiento sobre una zona, se pueden obtener mapas de gran valor e interés para aquella gente que tienen otro tipo de emergencias. Un ejemplo es este mapa de baños públicos en la ciudad de Londres.

Otro uso habitual de las tecnologías SIG es el del análisis de los medios de transporte basado en el histórico de posiciones reportadas asociadas a una hora concreta. Algunos ejemplos pueden ser el mapa de velocidades medias de los autobuses de Boston, o el seguimiento en tiempo real de aviones.

Pero la aplicación de los SIG no solo pasa por el análisis y el trabajo. El ocio y la fantasía también tienen su espacio. Lo demuestra la existencia del mapa de la Tierra Media, con un registro cronográfico de eventos importantes según la saga creada por Tolkien, o el mapa que ilustra la evolución de los personajes de la Saga de Juego de Tronos, escrita por George R. Martin.

Estamos rodeados de SIG, y los que hemos mencionado en esta entrada son solo unos pocos ejemplos de las muchas opciones que su aplicación nos puede ofrecer en muchos, muchísimos, ámbitos de nuestra sociedad. En nuestro curso de introducción a los SIG aplicados a proyectos de desarrollo, tratamos ejemplos basados en acciones realizadas por Ingeniería Sin Fronteras, ¿Ya estás pensando en cómo podrías aplicarlo?