El agua, cuestión de género

No se puede hablar de derecho al agua sin mencionar a las mujeres, ellas son las encargadas de ir a por el preciado líquido día tras día en multitud de lugares, eso sí, sin participar apenas en las decisiones de gestión, eso corresponde a los hombres.

A simple vista ya vemos que hacen un gran esfuerzo para la comunidad en detrimento de sus propias necesidades, invirtiendo una media de 3 horas diarias en el cometido. Pero eso no es todo, las consecuencias de la falta de abastecimiento de agua, el encargo de todas estas mujeres, tiene por desgracia otras graves consecuencias…violencia sexual.